Tras perderse el tercer partido y buena parte del segundo por un esguince de tobillo, Guillem Vives pudo participar en el cuarto y definitivo y ayudar al Valencia Basket a alcanzar la final de la Liga Endesa. El base apunta al vestuario como clave del éxito de su equipo: “Aquí el equipo siempre está por encima de todo”

Ver noticia completa
Autor: ACB.COM