«He visto a los jugadores comedidos, tranquilos, sabiendo que esto puede cambiar en el siguiente partido. Nos gustaría ganar en el Palau, pero sabemos que es una pista muy difícil», reconoce el entrenador del Valencia Basket, Pedro Martínez

Ver noticia completa
Autor: EFE