Ilusión. Eso es lo que se respira en la plantilla del Valencia Basket en la previa de la final de la Supercopa Endesa. Mientras el técnico, Txus Vidorreta destaca que no hay favoritos y que «la final está al 50%», Bojan Dubljevic asegura que «este es un trofeo más para nosotros» y Fernando San Emeterio confía en que «la maldición del anfitrión siga existiendo»

Ver noticia completa
Autor: ACB.COM